LosPoemasDeLaAbuela

Desde la distancia, versos y canciones de una abuela a su nieta

Conociéndome

Una de las tantas cosas  divertidas que tienen los bebés es cuando comienzan a descubrir su cuerpo: las manos, pies, los ojos, su voz. Éstos son recursos invaluables para acercarse a un mundo desconocido.  Aunque no es hasta después del año que se identifican como seres independientes , como el “yo” que tanto amamos los adultos. Reconocerse delante del espejo es una de las pruebas más comunes para comprobar que así ocurre.

Me encanta cómo reaccionan a las caricias, cómo aprenden gestos, cómo inventan otros y cómo imitan a sus personas favoritas en el mundo: sus padres.

Al  mirarme en el espejo dos ojitos veo yo,

dos  ojitos  achinados, dos ojitos tengo yo.

poemas de la abuela

Al  mirarme en  el espejo dos  orejas veo yo,

dos orejas igualitas, dos orejas tengo yo.

Al  mirarme en el espejo una nariz veo yo,

una nariz pequeñita, una nariz tengo yo.

Al mirarme en el espejo una boca veo yo,

una boca sonriente, una boca tengo yo .

Al mirarme en el espejo una cara veo yo,

una cara  muy bonita, una cara tengo yo.

Deja un comentario »

Las manitas

poemasabuelaDos manitas tengo yo.

Qué sorpresa me dan!¡

Cinco deditos en una y cinco deditos más.

Si las abro y las cierro con ellas puedo agarrar

todos los juguetes que a mi alcance están.

Si tengo mucho sueño mis ojitos frotar.

Y si estoy muy enojada de mis cabellos tirar.

Pero lo que más me agrada,

es que al fin puedo tocar a mi mamita querida.

Ya la puedo acariciar!

Deja un comentario »

Un blog desde la distancia

Siempre me ha gustado escribir, aunque lo realmente difícil para mi no es encontrar las palabras, si no el qué.

Hace un tiempo mi madre escribe  canciones y poemas infantiles. Primero dedicados a mi sobrino Gabriel, para tratar de calmarlo en sus primeros meses, cuando sufría de cólicos. Y ahora también para mi bella Paola, mi princesita, su otra nieta, a la cual no se las puede cantar pero que sé que desde la distancia le arropan.

Son de un vocabulario extremadamente sencillo, perfecto para niños entre cero y dos años. Veremos si con el tiempo van evolucionando según crezcan los críos.

Espero que este blog sirva puente o trampolín que me ayuden a encontrar mis propias palabras.

Espero que os guste.

Deja un comentario »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.